La sanidad de la comida

Pablo 10 septiembre 2013 1

img_como_afecta_la_subida_del_iva_a_la_sanidad_10718_orig



Cuando comemos en cualquier lugar que no sea nuestro propio hogar podemos decir que nos estamos exponiendo a una serie de patógenos y problemas de salud que pueden ser evitados con una correcta sanidad de los alimentos.

La comida que se vende en las calles del todo el mundo puede ser un foco importante de infecciones sobretodo gastrointestinales que pueden en menor o mayor medida afectar a la población que consume el alimento.

Para evitar estos problemas es necesario que las autoridades de salud eduquen a los diversos vendedores de alimentos a lo largo de los países para poder tener una higiene y sanidad adecuadas que eviten la transmisión de enfermedades.

Esto consiste en estar lavando las manos de manera continua para evitar que los patógenos que se encuentran en el medio se impregnen en los alimentos consumidos, así como lavar frutas, verduras y carne antes de servirla al público en general.

La conservación adecuada de la comida también tendrá un gran efecto en la sanidad ya que conservar los alimentos en el lugar y a la temperatura adecuadas permiten que ciertas enfermedades no se den ya que las bacterias que lo producen no pueden sobrevivir a estos medios fríos.

También se debe de evitar comer demasiado en la calle ya que esta acción por si sola es un factor de riesgo para cualquier persona que se encuentre expuesta a este tipo de comida, lo mejor es comer en restaurantes o locales establecidos que se vean limpios o bien comer en nuestra casa.